Nuevas recetas

Wolfgang Puck fue despedido por servir foie gras (a veces)

Wolfgang Puck fue despedido por servir foie gras (a veces)



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Si recuerda, Wolfgang Puck ha sido durante mucho tiempo un partidario de la prohibición del foie gras, calificando la alimentación forzada de patos y gansos como "extremadamente perjudicial para el bienestar animal".

Bueno, entonces, sorpresa sorpresa, el famoso chef (y ganador del premio James Beard's Lifetime Achievement Award) supuestamente sigue sirviendo foie gras en CUT en Singapur, así como en eventos privados. Todo un poco extraño, ya que más de 100 chefs de California acaban de anunciar su oposición a la prohibición del foie gras del 1 de julio en California, mientras que Puck envió un carta justa explicando su apoyo.

Un representante de Wolfgang Puck le dijo a Food Arts que en Estados Unidos, "Desafortunadamente, tenemos eventos privados en los que la gente quiere foie gras en su menú. Hacemos todo lo posible para guiarlos en una dirección diferente, pero a veces la gente simplemente lo quiere".

Esta revelación, por supuesto, ha hecho que algunas personas como Chris Cosentino de Incanto califiquen a Puck de hipócrita. "Es triste y desalentador que no solo vendas tu alma, sino que también vayas en contra de tus propias creencias", dijo Cosentino.

En Singapur, se informó que el foie gras estaba en el menú CUT dos veces, como se ve en estas capturas de pantalla; el menú en el sitio web de Puck desde entonces ha sido cambiado. CUT abrió el año pasado, señala el San Francisco Chronicle, pero la carta de Puck apoyando la prohibición afirma que no ha servido foie gras desde 2007. Los representantes de Wolfgang Puck aún no han respondido a nuestras preguntas.


Comunidad Ecofren F & amp B

Con la prohibición de producir o servir foie gras acechando en el horizonte, ¿cómo están reaccionando los mejores chefs de California al eliminar el manjar de sus menús?
http://www.inc.com/one-chef%E2%80%99s-take-on-the-foie-gras-ban.html

Cuando pienso en algunos de los platos más memorables que he probado, parece que hay un tema recurrente: el bistec perfectamente asado cubierto con migajas de foie gras de un pequeño puesto en el mercado de la Boquería de Barcelona. Una deliciosa y gruesa porción de terrina de foie gras servida con pan carbonizado y mermelada espesa en Derriere en París. Y la semana pasada, una sola langosta regordeta, chamuscada y adornada con sí, una pequeña rebanada de foie gras en Le Bernardin en la ciudad de Nueva York.

Si viviera en California, tendría que renunciar a estas experiencias, a nivel local de todos modos. Porque a partir de julio de 2012 entrará en vigor allí una prohibición tan esperada de la producción y venta de foie gras. Afortunadamente, y por muchas otras razones que no tienen nada que ver con los hígados de pato, vivo en Nueva York. Es difícil para mí imaginarme a los chefs de la ciudad de Nueva York David Chang y Jean Georges Vongerichten siguiendo el camino de Wolfgang Puck de Los Ángeles y eliminando el foie gras de sus menús sin luchar.

Pero me hizo preguntarme qué piensan otros chefs de California acerca de no poder utilizar este polémico manjar de lujo en un futuro próximo. (Si necesita una introducción a lo que son todas las plumas erizadas, el foie gras se elabora tradicionalmente con los hígados engordados de patos alimentados a la fuerza y ​​criados en granjas, existe un debate sobre si la práctica es una forma de crueldad hacia los animales).

No soy un defensor del maltrato de los animales, pero la gente disfruta comiendo foie gras, y es algo que ha sido parte de la mejor cocina durante años. Odio perder algo que tiene tanta tradición, & # 8221 dice Jason Maitland, chef ejecutivo de San Diego & # 8217s popular Flavor Del Mar. El restaurante sirve platos con el ingrediente, pero no & # 8217t tiene las palabras & # 8220foie gras & # 8221 impreso en los menús, para evitar protestas de activistas por los derechos de los animales. En cambio, Maitland lo tiene a mano para prepararlo como especiales o cuando los clientes habituales solicitan platos que lo contengan.

Dice que comenzó la práctica cuando era chef en Arterra Restaurant en el Marriott Del Mar y la cadena quería evitar la publicidad negativa. & # 8220 Dijeron "Quítelo de su menú escrito, pero usted & # 8217 puede servirlo", & # 8221 dice Maitland.

Por lo tanto, continúa con la política en su puesto actual, pero cumplirá con la prohibición una vez que entre en vigencia. & # 8220Me reuní con la Liga de Protección y Rescate de Animales, que querían que dejáramos de servir foie gras & # 8221, dice. & # 8220 Les dije que el producto sería ilegal muy pronto. No es como si fueran a detener la producción y estas aves que estoy obteniendo ahora mismo serán liberadas y volarán hacia el sur durante el invierno. Ya están siendo cultivados y cosechados, así que esto se desperdicia o yo lo uso. Y mientras tenga la oportunidad, vamos a servirla. & # 8221

En cuanto a los comensales, el tiempo dirá cuánto afectará la prohibición a sus hábitos de restaurante. & # 8220Amo el foie gras y he visto argumentos convincentes en ambos lados sobre la naturaleza humana de su cultivo; en el mejor de los casos, es un procedimiento relativamente indoloro y, en el peor de los casos, es mucho mejor que algunas otras técnicas agrícolas ampliamente adoptadas. , & # 8221 dice Linden Goh, quien vive en Los Ángeles y escribe el blog gastronómico Gastronomnom http://www.gastronomnom.com. & # 8220 ¿Me lo perderé? Claro, de vez en cuando y todavía me lo comeré felizmente cuando viaje. & # 8221

¿Qué piensas? ¿Cómo cree que afectará la prohibición a los chefs y comensales de California?

Clarissa Cruz es la editora de artículos de moda de O, The Oprah Magazine. Es la ex editora de estilo de la revista People y ha escrito para Entertainment Weekly, InStyle, Food & amp Wine y Budget Travel. También ha aparecido como experta en entretenimiento en televisión, incluidos los programas Today, CBS Early Show, Access Hollywood, MTV, VH1 y E !. Vive en la ciudad de Nueva York.


Comunidad Ecofren F & amp B

Con la prohibición de producir o servir foie gras acechando en el horizonte, ¿cómo están reaccionando los mejores chefs de California al eliminar el manjar de sus menús?
http://www.inc.com/one-chef%E2%80%99s-take-on-the-foie-gras-ban.html

Cuando pienso en algunos de los platos más memorables que he probado, parece que hay un tema recurrente: el bistec perfectamente asado cubierto con migajas de foie gras de un pequeño puesto en el mercado de la Boquería de Barcelona. Una deliciosa y gruesa porción de terrina de foie gras servida con pan carbonizado y mermelada espesa en Derriere en París. Y la semana pasada, una sola langosta regordeta, chamuscada y adornada con sí, una pequeña rebanada de foie gras en Le Bernardin en la ciudad de Nueva York.

Si viviera en California, tendría que renunciar a estas experiencias, a nivel local de todos modos. Porque a partir de julio de 2012 entrará en vigor allí una prohibición tan esperada de la producción y venta de foie gras. Afortunadamente, y por muchas otras razones que no tienen nada que ver con los hígados de pato, vivo en Nueva York. Es difícil para mí imaginarme a los chefs de la ciudad de Nueva York David Chang y Jean Georges Vongerichten siguiendo el camino de Wolfgang Puck de Los Ángeles y eliminando el foie gras de sus menús sin luchar.

Pero me hizo preguntarme qué piensan otros chefs de California acerca de no poder utilizar el polémico manjar de lujo en un futuro próximo. (Si necesita una introducción a lo que son todas las plumas erizadas, el foie gras se elabora tradicionalmente a partir de los hígados engordados de patos alimentados a la fuerza y ​​criados en granjas, existe un debate sobre si la práctica es una forma de crueldad hacia los animales).

No soy un defensor del maltrato de los animales, pero la gente disfruta comiendo foie gras, y es algo que ha sido parte de la mejor cocina durante años. Odio perder algo que tiene tanta tradición, & # 8221 dice Jason Maitland, chef ejecutivo de San Diego & # 8217s popular Flavor Del Mar. El restaurante sirve platos con el ingrediente, pero no & # 8217t tiene las palabras & # 8220foie gras & # 8221 impreso en los menús, para evitar protestas de activistas por los derechos de los animales. En cambio, Maitland lo tiene a mano para prepararlo como especiales o cuando los clientes habituales solicitan platos que lo contengan.

Dice que comenzó la práctica cuando era chef en Arterra Restaurant en el Marriott Del Mar y la cadena quería evitar la publicidad negativa. & # 8220 Dijeron "Quítelo de su menú escrito, pero usted & # 8217 puede servirlo", & # 8221 dice Maitland.

Por lo tanto, continúa con la política en su puesto actual, pero cumplirá con la prohibición una vez que entre en vigencia. & # 8220Me reuní con la Liga de Protección y Rescate de Animales, que querían que dejáramos de servir foie gras & # 8221, dice. & # 8220 Les dije que el producto sería ilegal muy pronto. No es como si fueran a detener la producción y estas aves que estoy obteniendo ahora mismo serán liberadas y volarán hacia el sur durante el invierno. Ya están siendo cultivados y cosechados, así que esto se desperdicia o yo lo uso. Y mientras tenga la oportunidad, la vamos a servir. & # 8221

En cuanto a los comensales, el tiempo dirá cuánto afectará la prohibición a sus hábitos de restaurante. & # 8220 Me encanta el foie gras y he visto argumentos convincentes en ambos lados en cuanto a la naturaleza humana de su cultivo; en el mejor de los casos, es un procedimiento relativamente indoloro y, en el peor de los casos, es mucho mejor que algunas otras técnicas agrícolas ampliamente adoptadas. , & # 8221 dice Linden Goh, quien vive en Los Ángeles y escribe el blog gastronómico Gastronomnom http://www.gastronomnom.com. & # 8220 ¿Me lo perderé? Claro, de vez en cuando y todavía me lo comeré felizmente cuando viaje. & # 8221

¿Qué piensas? ¿Cómo cree que afectará la prohibición a los chefs y comensales de California?

Clarissa Cruz es la editora de artículos de moda de O, The Oprah Magazine. Es la ex editora de estilo de la revista People y ha escrito para Entertainment Weekly, InStyle, Food & amp Wine y Budget Travel. También ha aparecido como experta en entretenimiento en televisión, incluidos los programas Today, CBS Early Show, Access Hollywood, MTV, VH1 y E !. Vive en la ciudad de Nueva York.


Comunidad Ecofren F & amp B

Con la prohibición de producir o servir foie gras acechando en el horizonte, ¿cómo están reaccionando los mejores chefs de California al eliminar el manjar de sus menús?
http://www.inc.com/one-chef%E2%80%99s-take-on-the-foie-gras-ban.html

Cuando pienso en algunos de los platos más memorables que he probado, parece que hay un tema recurrente: el bistec perfectamente asado cubierto con migajas de foie gras de un pequeño puesto en el mercado de la Boquería de Barcelona. Una deliciosa y gruesa porción de terrina de foie gras servida con pan carbonizado y mermelada espesa en Derriere en París. Y la semana pasada, una sola langosta regordeta, chamuscada y adornada con sí, una pequeña rebanada de foie gras en Le Bernardin en la ciudad de Nueva York.

Si viviera en California, tendría que renunciar a estas experiencias, a nivel local de todos modos. Porque a partir de julio de 2012 entrará en vigor allí una prohibición tan esperada de la producción y venta de foie gras. Afortunadamente, y por muchas otras razones que no tienen nada que ver con los hígados de pato, vivo en Nueva York. Es difícil para mí imaginarme a los chefs de la ciudad de Nueva York David Chang y Jean Georges Vongerichten siguiendo el camino de Wolfgang Puck de Los Ángeles y eliminando el foie gras de sus menús sin luchar.

Pero me hizo preguntarme qué piensan otros chefs de California acerca de no poder utilizar este polémico manjar de lujo en un futuro próximo. (Si necesita una introducción a lo que son todas las plumas erizadas, el foie gras se elabora tradicionalmente a partir de los hígados engordados de patos alimentados a la fuerza y ​​criados en granjas, existe un debate sobre si la práctica es una forma de crueldad hacia los animales).

No soy un defensor del maltrato de los animales, pero la gente disfruta comiendo foie gras, y es algo que ha sido parte de la mejor cocina durante años. Odio perder algo que tiene tanta tradición, & # 8221 dice Jason Maitland, chef ejecutivo de San Diego & # 8217s popular Flavor Del Mar. El restaurante sirve platos con el ingrediente, pero no & # 8217t tiene las palabras & # 8220foie gras & # 8221 impreso en los menús, para evitar protestas de activistas por los derechos de los animales. En cambio, Maitland lo tiene a mano para prepararlo como especiales o cuando los clientes habituales solicitan platos que lo contengan.

Dice que comenzó la práctica cuando era chef en Arterra Restaurant en el Marriott Del Mar y la cadena quería evitar la publicidad negativa. & # 8220 Dijeron "Quítelo de su menú escrito, pero usted & # 8217 puede servirlo", & # 8221 dice Maitland.

Por lo tanto, continúa con la política en su puesto actual, pero cumplirá con la prohibición una vez que entre en vigencia. & # 8220Me reuní con la Liga de Protección y Rescate de Animales, que querían que dejáramos de servir foie gras & # 8221, dice. & # 8220 Les dije que el producto sería ilegal muy pronto. No es como si fueran a detener la producción y estas aves que estoy obteniendo ahora mismo serán liberadas y volarán hacia el sur durante el invierno. Ya están siendo cultivados y cosechados, así que esto se desperdicia o lo uso. Y mientras tenga la oportunidad, vamos a servirla. & # 8221

En cuanto a los comensales, el tiempo dirá cuánto afectará la prohibición a sus hábitos de restaurante. & # 8220Amo el foie gras y he visto argumentos convincentes en ambos lados sobre la naturaleza humana de su cultivo; en el mejor de los casos, es un procedimiento relativamente indoloro y, en el peor de los casos, es mucho mejor que algunas otras técnicas agrícolas ampliamente adoptadas. , & # 8221 dice Linden Goh, quien vive en Los Ángeles y escribe el blog gastronómico Gastronomnom http://www.gastronomnom.com. & # 8220 ¿Me lo perderé? Claro, de vez en cuando y todavía me lo comeré felizmente cuando viaje. & # 8221

¿Qué piensas? ¿Cómo cree que afectará la prohibición a los chefs y comensales de California?

Clarissa Cruz es la editora de artículos de moda de O, The Oprah Magazine. Es la ex editora de estilo de la revista People y ha escrito para Entertainment Weekly, InStyle, Food & amp Wine y Budget Travel. También ha aparecido como experta en entretenimiento en televisión, incluidos los programas Today, CBS Early Show, Access Hollywood, MTV, VH1 y E !. Vive en la ciudad de Nueva York.


Comunidad Ecofren F & amp B

Con la prohibición de producir o servir foie gras acechando en el horizonte, ¿cómo están reaccionando los mejores chefs de California al eliminar el manjar de sus menús?
http://www.inc.com/one-chef%E2%80%99s-take-on-the-foie-gras-ban.html

Cuando pienso en algunos de los platos más memorables que he probado, parece que hay un tema recurrente: el bistec perfectamente asado cubierto con migajas de foie gras de un pequeño puesto en el mercado de la Boquería de Barcelona. Una deliciosa y gruesa porción de terrina de foie gras servida con pan carbonizado y mermelada espesa en Derriere en París. Y la semana pasada, una sola langosta regordeta, chamuscada y adornada con sí, una pequeña rebanada de foie gras en Le Bernardin en la ciudad de Nueva York.

Si viviera en California, tendría que renunciar a estas experiencias, a nivel local de todos modos. Porque a partir de julio de 2012 entrará en vigor allí una prohibición tan esperada de la producción y venta de foie gras. Afortunadamente, y por muchas otras razones que no tienen nada que ver con los hígados de pato, vivo en Nueva York. Me resulta difícil imaginar a los chefs de la ciudad de Nueva York David Chang y Jean Georges Vongerichten siguiendo el camino de Wolfgang Puck de Los Ángeles y eliminando el foie gras de sus menús sin luchar.

Pero me hizo preguntarme qué piensan otros chefs de California acerca de no poder utilizar el polémico manjar de lujo en un futuro próximo. (Si necesita una introducción a lo que son todas las plumas erizadas, el foie gras se elabora tradicionalmente con los hígados engordados de patos alimentados a la fuerza y ​​criados en granjas, existe un debate sobre si la práctica es una forma de crueldad hacia los animales).

No soy un defensor del maltrato de los animales, pero la gente disfruta comiendo foie gras, y es algo que ha sido parte de la mejor cocina durante años. Odio perder algo que tiene tanta tradición, & # 8221 dice Jason Maitland, chef ejecutivo de San Diego & # 8217s popular Flavor Del Mar. El restaurante sirve platos con el ingrediente, pero no & # 8217t tiene las palabras & # 8220foie gras & # 8221 impreso en los menús, para evitar protestas de activistas por los derechos de los animales. En cambio, Maitland lo tiene a mano para prepararlo como especiales o cuando los clientes habituales solicitan platos que lo contengan.

Dice que comenzó la práctica cuando era chef en Arterra Restaurant en el Marriott Del Mar y la cadena quería evitar la publicidad negativa. & # 8220 Dijeron "Quítelo de su menú escrito, pero usted & # 8217 puede servirlo", & # 8221 dice Maitland.

Por lo tanto, continúa con la política en su puesto actual, pero cumplirá con la prohibición una vez que entre en vigencia. & # 8220Me reuní con la Liga de Protección y Rescate de Animales, que querían que dejáramos de servir foie gras & # 8221, dice. & # 8220 Les dije que el producto sería ilegal muy pronto. No es como si fueran a detener la producción y estas aves que estoy obteniendo ahora mismo serán liberadas y volarán hacia el sur durante el invierno. Ya están siendo cultivados y cosechados, así que esto se desperdicia o lo uso. Y mientras tenga la oportunidad, vamos a servirla. & # 8221

En cuanto a los comensales, el tiempo dirá cuánto afectará la prohibición a sus hábitos de restaurante. & # 8220 Me encanta el foie gras y he visto argumentos convincentes en ambos lados en cuanto a la naturaleza humana de su cultivo; en el mejor de los casos, es un procedimiento relativamente indoloro y, en el peor de los casos, es mucho mejor que algunas otras técnicas agrícolas ampliamente adoptadas. , & # 8221 dice Linden Goh, quien vive en Los Ángeles y escribe el blog gastronómico Gastronomnom http://www.gastronomnom.com. & # 8220 ¿Me lo perderé? Claro, de vez en cuando y todavía me lo comeré felizmente cuando viaje. & # 8221

¿Qué piensas? ¿Cómo cree que afectará la prohibición a los chefs y comensales de California?

Clarissa Cruz es la editora de artículos de moda de O, The Oprah Magazine. Es la ex editora de estilo de la revista People y ha escrito para Entertainment Weekly, InStyle, Food & amp Wine y Budget Travel. También ha aparecido como experta en entretenimiento en televisión, incluidos los programas Today, CBS Early Show, Access Hollywood, MTV, VH1 y E !. Vive en la ciudad de Nueva York.


Comunidad Ecofren F & amp B

Con la prohibición de producir o servir foie gras acechando en el horizonte, ¿cómo están reaccionando los mejores chefs de California al eliminar el manjar de sus menús?
http://www.inc.com/one-chef%E2%80%99s-take-on-the-foie-gras-ban.html

Cuando pienso en algunos de los platos más memorables que he probado, parece que hay un tema recurrente: el bistec perfectamente asado cubierto con migajas de foie gras de un pequeño puesto en el mercado de la Boquería de Barcelona. Una deliciosa y gruesa porción de terrina de foie gras servida con pan carbonizado y mermelada espesa en Derriere en París. Y la semana pasada, un solo langostino regordete, chamuscado y adornado con sí, una pequeña rebanada de foie gras en Le Bernardin en la ciudad de Nueva York.

Si viviera en California, tendría que renunciar a estas experiencias, a nivel local de todos modos. Porque a partir de julio de 2012 entrará en vigor allí una prohibición tan esperada de la producción y venta de foie gras. Afortunadamente, y por muchas otras razones que no tienen nada que ver con los hígados de pato, vivo en Nueva York. Es difícil para mí imaginarme a los chefs de la ciudad de Nueva York David Chang y Jean Georges Vongerichten siguiendo el camino de Wolfgang Puck de Los Ángeles y eliminando el foie gras de sus menús sin luchar.

Pero me hizo preguntarme qué piensan otros chefs de California acerca de no poder utilizar este polémico manjar de lujo en un futuro próximo. (Si necesita una introducción a lo que son todas las plumas erizadas, el foie gras se elabora tradicionalmente con los hígados engordados de patos alimentados a la fuerza y ​​criados en granjas, existe un debate sobre si la práctica es una forma de crueldad hacia los animales).

No soy un defensor del maltrato de los animales, pero la gente disfruta comiendo foie gras, y es algo que ha sido parte de la mejor cocina durante años. Odio perder algo que tiene tanta tradición, & # 8221 dice Jason Maitland, chef ejecutivo de San Diego & # 8217s popular Flavor Del Mar. El restaurante sirve platos con el ingrediente, pero no & # 8217t tiene las palabras & # 8220foie gras & # 8221 impreso en los menús, para evitar protestas de activistas por los derechos de los animales. En cambio, Maitland lo tiene a mano para prepararlo como especiales o cuando los clientes habituales solicitan platos que lo contengan.

Dice que comenzó la práctica cuando era chef en Arterra Restaurant en el Marriott Del Mar y la cadena quería evitar la publicidad negativa. & # 8220 Dijeron "Quítelo de su menú escrito, pero usted & # 8217 puede servirlo", & # 8221 dice Maitland.

Por lo tanto, continúa con la política en su puesto actual, pero cumplirá con la prohibición una vez que entre en vigencia. & # 8220Me reuní con la Liga de Protección y Rescate de Animales, que querían que dejáramos de servir foie gras & # 8221, dice. & # 8220 Les dije que el producto sería ilegal muy pronto. No es como si fueran a detener la producción y estas aves que estoy recibiendo ahora mismo serán liberadas y volarán hacia el sur durante el invierno. Ya están siendo cultivados y cosechados, así que esto se desperdicia o lo uso. Y mientras tenga la oportunidad, la vamos a servir. & # 8221

En cuanto a los comensales, el tiempo dirá cuánto afectará la prohibición a sus hábitos de restaurante. & # 8220 Me encanta el foie gras y he visto argumentos convincentes en ambos lados en cuanto a la naturaleza humana de su cultivo; en el mejor de los casos, es un procedimiento relativamente indoloro y, en el peor de los casos, es mucho mejor que algunas otras técnicas agrícolas ampliamente adoptadas. , & # 8221 dice Linden Goh, quien vive en Los Ángeles y escribe el blog gastronómico Gastronomnom http://www.gastronomnom.com. & # 8220 ¿Me lo perderé? Claro, de vez en cuando y todavía me lo comeré felizmente cuando viaje. & # 8221

¿Qué piensas? ¿Cómo cree que afectará la prohibición a los chefs y comensales de California?

Clarissa Cruz es la editora de artículos de moda de O, The Oprah Magazine. Es la ex editora de estilo de la revista People y ha escrito para Entertainment Weekly, InStyle, Food & amp Wine y Budget Travel. También ha aparecido como experta en entretenimiento en televisión, incluidos los programas Today, CBS Early Show, Access Hollywood, MTV, VH1 y E !. Vive en la ciudad de Nueva York.


Comunidad Ecofren F & amp B

Con la prohibición de producir o servir foie gras acechando en el horizonte, ¿cómo están reaccionando los mejores chefs de California al eliminar el manjar de sus menús?
http://www.inc.com/one-chef%E2%80%99s-take-on-the-foie-gras-ban.html

Cuando pienso en algunos de los platos más memorables que he probado, parece que hay un tema recurrente: el bistec perfectamente asado cubierto con migajas de foie gras de un pequeño puesto en el mercado de la Boquería de Barcelona. Una deliciosa y gruesa porción de terrina de foie gras servida con pan carbonizado y mermelada espesa en Derriere en París. Y la semana pasada, una sola langosta regordeta, chamuscada y adornada con sí, una pequeña rebanada de foie gras en Le Bernardin en la ciudad de Nueva York.

Si viviera en California, tendría que renunciar a estas experiencias, a nivel local de todos modos. Porque a partir de julio de 2012 entrará en vigor allí una prohibición tan esperada de la producción y venta de foie gras. Afortunadamente, y por muchas otras razones que no tienen nada que ver con los hígados de pato, vivo en Nueva York. Me resulta difícil imaginar a los chefs de la ciudad de Nueva York David Chang y Jean Georges Vongerichten siguiendo el camino de Wolfgang Puck de Los Ángeles y eliminando el foie gras de sus menús sin luchar.

Pero me hizo preguntarme qué piensan otros chefs de California acerca de no poder utilizar el polémico manjar de lujo en un futuro próximo. (Si necesita una introducción a lo que son todas las plumas erizadas, el foie gras se elabora tradicionalmente a partir de los hígados engordados de patos alimentados a la fuerza y ​​criados en granjas, existe un debate sobre si la práctica es una forma de crueldad hacia los animales).

No soy un defensor del maltrato de los animales, pero la gente disfruta comiendo foie gras, y es algo que ha sido parte de la mejor cocina durante años. Odio perder algo que tiene tanta tradición, & # 8221 dice Jason Maitland, chef ejecutivo de San Diego & # 8217s popular Flavor Del Mar. El restaurante sirve platos con el ingrediente, pero no & # 8217t tiene las palabras & # 8220foie gras & # 8221 impreso en los menús, para evitar protestas de activistas por los derechos de los animales. En cambio, Maitland lo tiene a mano para prepararlo como especiales o cuando los clientes habituales solicitan platos que lo contengan.

Dice que comenzó la práctica cuando era chef en Arterra Restaurant en el Marriott Del Mar y la cadena quería evitar la publicidad negativa. & # 8220 Dijeron "Quítelo de su menú escrito, pero usted & # 8217 puede servirlo", & # 8221 dice Maitland.

Por lo tanto, continúa con la política en su puesto actual, pero cumplirá con la prohibición una vez que entre en vigencia. & # 8220Me reuní con la Liga de Protección y Rescate de Animales, que querían que dejáramos de servir foie gras & # 8221, dice. & # 8220 Les dije que el producto sería ilegal muy pronto. No es como si fueran a detener la producción y estas aves que estoy recibiendo ahora mismo serán liberadas y volarán hacia el sur durante el invierno. Ya están siendo cultivados y cosechados, así que esto se desperdicia o lo uso. Y mientras tenga la oportunidad, vamos a servirla. & # 8221

En cuanto a los comensales, el tiempo dirá cuánto afectará la prohibición a sus hábitos de restaurante. & # 8220 Me encanta el foie gras y he visto argumentos convincentes en ambos lados en cuanto a la naturaleza humana de su cultivo; en el mejor de los casos, es un procedimiento relativamente indoloro y, en el peor de los casos, es mucho mejor que algunas otras técnicas agrícolas ampliamente adoptadas. , & # 8221 dice Linden Goh, quien vive en Los Ángeles y escribe el blog gastronómico Gastronomnom http://www.gastronomnom.com. & # 8220 ¿Me lo perderé? Claro, de vez en cuando y todavía me lo comeré felizmente cuando viaje. & # 8221

¿Qué piensas? ¿Cómo cree que afectará la prohibición a los chefs y comensales de California?

Clarissa Cruz es la editora de artículos de moda de O, The Oprah Magazine. Es la ex editora de estilo de la revista People y ha escrito para Entertainment Weekly, InStyle, Food & amp Wine y Budget Travel. También ha aparecido como experta en entretenimiento en televisión, incluidos los programas Today, CBS Early Show, Access Hollywood, MTV, VH1 y E !. Vive en la ciudad de Nueva York.


Comunidad Ecofren F & amp B

Con la prohibición de producir o servir foie gras acechando en el horizonte, ¿cómo están reaccionando los mejores chefs de California al eliminar el manjar de sus menús?
http://www.inc.com/one-chef%E2%80%99s-take-on-the-foie-gras-ban.html

Cuando pienso en algunos de los platos más memorables que he probado, parece que hay un tema recurrente: el bistec perfectamente asado cubierto con migajas de foie gras de un pequeño puesto en el mercado de la Boquería de Barcelona. Una deliciosa y gruesa porción de terrina de foie gras servida con pan carbonizado y mermelada espesa en Derriere en París. Y la semana pasada, una sola langosta regordeta, chamuscada y adornada con sí, una pequeña rebanada de foie gras en Le Bernardin en la ciudad de Nueva York.

Si viviera en California, tendría que renunciar a estas experiencias, a nivel local de todos modos. Porque a partir de julio de 2012 entrará en vigor allí una prohibición tan esperada de la producción y venta de foie gras. Afortunadamente, y por muchas otras razones que no tienen nada que ver con los hígados de pato, vivo en Nueva York. Es difícil para mí imaginarme a los chefs de la ciudad de Nueva York David Chang y Jean Georges Vongerichten siguiendo el camino de Wolfgang Puck de Los Ángeles y eliminando el foie gras de sus menús sin luchar.

Pero me hizo preguntarme qué piensan otros chefs de California acerca de no poder utilizar este polémico manjar de lujo en un futuro próximo. (Si necesita una introducción a lo que son todas las plumas erizadas, el foie gras se elabora tradicionalmente a partir de los hígados engordados de patos alimentados a la fuerza y ​​criados en granjas, existe un debate sobre si la práctica es una forma de crueldad hacia los animales).

No soy un defensor del maltrato de los animales, pero la gente disfruta comiendo foie gras, y es algo que ha sido parte de la mejor cocina durante años. Odio perder algo que tiene tanta tradición, & # 8221 dice Jason Maitland, chef ejecutivo de San Diego & # 8217s popular Flavor Del Mar. El restaurante sirve platos con el ingrediente, pero no & # 8217t tiene las palabras & # 8220foie gras & # 8221 impreso en los menús, para evitar protestas de activistas por los derechos de los animales. En cambio, Maitland lo tiene a mano para prepararlo como especiales o cuando los clientes habituales solicitan platos que lo contengan.

Dice que comenzó la práctica cuando era chef en Arterra Restaurant en el Marriott Del Mar y la cadena quería evitar la publicidad negativa. & # 8220 Dijeron "Quítelo de su menú escrito, pero usted & # 8217 puede servirlo", & # 8221 dice Maitland.

Por lo tanto, continúa con la política en su puesto actual, pero cumplirá con la prohibición una vez que entre en vigencia. & # 8220Me reuní con la Liga de Protección y Rescate de Animales, que querían que dejáramos de servir foie gras & # 8221, dice. & # 8220 Les dije que el producto sería ilegal muy pronto. No es como si fueran a detener la producción y estas aves que estoy obteniendo ahora mismo serán liberadas y volarán hacia el sur durante el invierno. Ya están siendo cultivados y cosechados, así que esto se desperdicia o yo lo uso. Y mientras tenga la oportunidad, la vamos a servir. & # 8221

En cuanto a los comensales, el tiempo dirá cuánto afectará la prohibición a sus hábitos de restaurante. & # 8220Amo el foie gras y he visto argumentos convincentes en ambos lados en cuanto a la naturaleza humana de su cultivo; en el mejor de los casos, es un procedimiento relativamente indoloro y, en el peor de los casos, es mucho mejor que algunas otras técnicas agrícolas ampliamente adoptadas. , & # 8221 dice Linden Goh, quien vive en Los Ángeles y escribe el blog gastronómico Gastronomnom http://www.gastronomnom.com. & # 8220 ¿Me lo perderé? Claro, de vez en cuando y todavía me lo comeré felizmente cuando viaje. & # 8221

¿Qué piensas? ¿Cómo cree que afectará la prohibición a los chefs y comensales de California?

Clarissa Cruz es la editora de artículos de moda de O, The Oprah Magazine. Es la ex editora de estilo de la revista People y ha escrito para Entertainment Weekly, InStyle, Food & amp Wine y Budget Travel. También ha aparecido como experta en entretenimiento en televisión, incluidos los programas Today, CBS Early Show, Access Hollywood, MTV, VH1 y E !. Vive en la ciudad de Nueva York.


Comunidad Ecofren F & amp B

Con la prohibición de producir o servir foie gras acechando en el horizonte, ¿cómo están reaccionando los mejores chefs de California al eliminar el manjar de sus menús?
http://www.inc.com/one-chef%E2%80%99s-take-on-the-foie-gras-ban.html

Cuando pienso en algunos de los platos más memorables que he probado, parece que hay un tema recurrente: el bistec perfectamente asado cubierto con migajas de foie gras de un pequeño puesto en el mercado de la Boquería de Barcelona. Una deliciosa y gruesa porción de terrina de foie gras servida con pan carbonizado y mermelada espesa en Derriere en París. And just last week, a single plump langoustine, seared and garnished with yes, a tiny slice of foie gras at Le Bernardin in New York City.

If I lived in California, I’d have to forgo these experiences—locally anyway. Because starting in July 2012 a long-anticipated ban on the production and sale of foie gras will go into effect there. Luckily—and for many other reasons that have nothing to do with duck livers—I live in New York instead. It’s hard for me to imagine the likes of New York City chefs David Chang and Jean Georges Vongerichten going the way of Los Angeles’s Wolfgang Puck and dropping foie gras from their menus without a fight.

But it got me wondering what other chefs in California think about not being able to use the luxe, controversial delicacy in the near future. (If you need a primer on what all the ruffled feathers are about, foie gras is traditionally made from the fattened livers of farm-raised, force-fed ducks there is debate about whether the practice is a form of animal cruelty.)

“I’m not an advocate for the mistreatment of animals, but people enjoy eating foie gras, and it’s something that has been part of finer cuisine for ages. I hate to lose something that has so much tradition,” says Jason Maitland, executive chef of San Diego’s popular Flavor Del Mar. The restaurant serves dishes featuring the ingredient—but doesn’t have the words “foie gras” printed on the menus, to avoid protests by animal rights activists. Instead Maitland keeps it on hand to prepare as specials or when regular customers request dishes containing it.

He says he began the practice when he was chef at Arterra Restaurant in the Marriott Del Mar and the chain wanted to avoid negative publicity. “They said ‘Take it off your written menu, but you’re welcome to serve it,'” says Maitland.

So he continues the policy at his current post, but will comply with the ban once it goes into effect. “I met with the Animal Rescue and Protection League, who wanted us to stop serving foie gras,” he says. “I told them the product will be illegal soon enough. It’s not like they’re going to stop production and these birds I’m getting right now will be released and fly south for the winter. They’re already being farmed and harvested so this either goes to waste or I use it. And while I have the chance, we’re going to serve it.”

As for diners, time will tell how much the ban will affect their restaurant habits. “I do love foie gras and have seen compelling arguments on both sides as to the humane nature of its farming—at best it’s a relatively painless procedure and at worst, it’s a lot better than some other widely adopted farming techniques,” says Linden Goh, who is based in Los Angeles and writes the food blog Gastronomnom http://www.gastronomnom.com. “Will I miss it? Sure, from time to time and I’ll still happily eat it when I travel.”

¿Qué piensas? How do you think the ban will affect California chefs and diners?

Clarissa Cruz is the Fashion Features Editor of O, The Oprah Magazine. She is the former Style Editor of People magazine and has written for Entertainment Weekly, InStyle, Food & Wine, and Budget Travel. She has also appeared as an entertainment expert on television, including the Today show, the CBS Early Show, Access Hollywood, MTV, VH1 and E!. Vive en la ciudad de Nueva York.


Ecofren F & B Community

With a ban on producing or serving fois gras lurking on the horizon, how are California’s top chefs reacting to dropping the delicacy from their menus?
http://www.inc.com/one-chef%E2%80%99s-take-on-the-foie-gras-ban.html

When I think back on some of the most memorable dishes I’ve ever had, there seems to be bit of a recurring theme: The perfectly grilled steak topped with crumbles of foie gras from a little stall in Barcelona’s Boqueria market. A luscious, fat slab of foie gras terrine served with charred bread and thick jam at Derriere in Paris. And just last week, a single plump langoustine, seared and garnished with yes, a tiny slice of foie gras at Le Bernardin in New York City.

If I lived in California, I’d have to forgo these experiences—locally anyway. Because starting in July 2012 a long-anticipated ban on the production and sale of foie gras will go into effect there. Luckily—and for many other reasons that have nothing to do with duck livers—I live in New York instead. It’s hard for me to imagine the likes of New York City chefs David Chang and Jean Georges Vongerichten going the way of Los Angeles’s Wolfgang Puck and dropping foie gras from their menus without a fight.

But it got me wondering what other chefs in California think about not being able to use the luxe, controversial delicacy in the near future. (If you need a primer on what all the ruffled feathers are about, foie gras is traditionally made from the fattened livers of farm-raised, force-fed ducks there is debate about whether the practice is a form of animal cruelty.)

“I’m not an advocate for the mistreatment of animals, but people enjoy eating foie gras, and it’s something that has been part of finer cuisine for ages. I hate to lose something that has so much tradition,” says Jason Maitland, executive chef of San Diego’s popular Flavor Del Mar. The restaurant serves dishes featuring the ingredient—but doesn’t have the words “foie gras” printed on the menus, to avoid protests by animal rights activists. Instead Maitland keeps it on hand to prepare as specials or when regular customers request dishes containing it.

He says he began the practice when he was chef at Arterra Restaurant in the Marriott Del Mar and the chain wanted to avoid negative publicity. “They said ‘Take it off your written menu, but you’re welcome to serve it,'” says Maitland.

So he continues the policy at his current post, but will comply with the ban once it goes into effect. “I met with the Animal Rescue and Protection League, who wanted us to stop serving foie gras,” he says. “I told them the product will be illegal soon enough. It’s not like they’re going to stop production and these birds I’m getting right now will be released and fly south for the winter. They’re already being farmed and harvested so this either goes to waste or I use it. And while I have the chance, we’re going to serve it.”

As for diners, time will tell how much the ban will affect their restaurant habits. “I do love foie gras and have seen compelling arguments on both sides as to the humane nature of its farming—at best it’s a relatively painless procedure and at worst, it’s a lot better than some other widely adopted farming techniques,” says Linden Goh, who is based in Los Angeles and writes the food blog Gastronomnom http://www.gastronomnom.com. “Will I miss it? Sure, from time to time and I’ll still happily eat it when I travel.”

¿Qué piensas? How do you think the ban will affect California chefs and diners?

Clarissa Cruz is the Fashion Features Editor of O, The Oprah Magazine. She is the former Style Editor of People magazine and has written for Entertainment Weekly, InStyle, Food & Wine, and Budget Travel. She has also appeared as an entertainment expert on television, including the Today show, the CBS Early Show, Access Hollywood, MTV, VH1 and E!. Vive en la ciudad de Nueva York.


Ecofren F & B Community

With a ban on producing or serving fois gras lurking on the horizon, how are California’s top chefs reacting to dropping the delicacy from their menus?
http://www.inc.com/one-chef%E2%80%99s-take-on-the-foie-gras-ban.html

When I think back on some of the most memorable dishes I’ve ever had, there seems to be bit of a recurring theme: The perfectly grilled steak topped with crumbles of foie gras from a little stall in Barcelona’s Boqueria market. A luscious, fat slab of foie gras terrine served with charred bread and thick jam at Derriere in Paris. And just last week, a single plump langoustine, seared and garnished with yes, a tiny slice of foie gras at Le Bernardin in New York City.

If I lived in California, I’d have to forgo these experiences—locally anyway. Because starting in July 2012 a long-anticipated ban on the production and sale of foie gras will go into effect there. Luckily—and for many other reasons that have nothing to do with duck livers—I live in New York instead. It’s hard for me to imagine the likes of New York City chefs David Chang and Jean Georges Vongerichten going the way of Los Angeles’s Wolfgang Puck and dropping foie gras from their menus without a fight.

But it got me wondering what other chefs in California think about not being able to use the luxe, controversial delicacy in the near future. (If you need a primer on what all the ruffled feathers are about, foie gras is traditionally made from the fattened livers of farm-raised, force-fed ducks there is debate about whether the practice is a form of animal cruelty.)

“I’m not an advocate for the mistreatment of animals, but people enjoy eating foie gras, and it’s something that has been part of finer cuisine for ages. I hate to lose something that has so much tradition,” says Jason Maitland, executive chef of San Diego’s popular Flavor Del Mar. The restaurant serves dishes featuring the ingredient—but doesn’t have the words “foie gras” printed on the menus, to avoid protests by animal rights activists. Instead Maitland keeps it on hand to prepare as specials or when regular customers request dishes containing it.

He says he began the practice when he was chef at Arterra Restaurant in the Marriott Del Mar and the chain wanted to avoid negative publicity. “They said ‘Take it off your written menu, but you’re welcome to serve it,'” says Maitland.

So he continues the policy at his current post, but will comply with the ban once it goes into effect. “I met with the Animal Rescue and Protection League, who wanted us to stop serving foie gras,” he says. “I told them the product will be illegal soon enough. It’s not like they’re going to stop production and these birds I’m getting right now will be released and fly south for the winter. They’re already being farmed and harvested so this either goes to waste or I use it. And while I have the chance, we’re going to serve it.”

As for diners, time will tell how much the ban will affect their restaurant habits. “I do love foie gras and have seen compelling arguments on both sides as to the humane nature of its farming—at best it’s a relatively painless procedure and at worst, it’s a lot better than some other widely adopted farming techniques,” says Linden Goh, who is based in Los Angeles and writes the food blog Gastronomnom http://www.gastronomnom.com. “Will I miss it? Sure, from time to time and I’ll still happily eat it when I travel.”

¿Qué piensas? How do you think the ban will affect California chefs and diners?

Clarissa Cruz is the Fashion Features Editor of O, The Oprah Magazine. She is the former Style Editor of People magazine and has written for Entertainment Weekly, InStyle, Food & Wine, and Budget Travel. She has also appeared as an entertainment expert on television, including the Today show, the CBS Early Show, Access Hollywood, MTV, VH1 and E!. Vive en la ciudad de Nueva York.